Nuestro Gepetto

Maestro, artesano, experto, carpintero de profesión y de vocación, esas son las características que definen a Cristóbal, nuestro Gepetto particular.

Cualquier madera, en bruto, puede dar como resultado algo espectacular, con bonita forma y olor, al natural o con una fina capa de aceite, pero con la esencia de lo artesanal, de lo que se transforma gracias a la habilidad de unas manos expertas ayudadas por un torno.

Mimando cada trozo de madera, ya sea de árboles centenarios de cualquier paraje local que lo hacen sentir orgulloso, como las maderas menos habituales que encuentra o le regalan sabiendo que sacará de ahí algo original y único. “Esa es la magia de la madera así tratada”, cuenta nuestro maestro, “que cada pieza es única por su veta, por su forma e incluso por los fallos que pueden hacerse visibles con el tiempo, y que igualmente forman parte de la exclusividad de cada pieza”.

En las imágenes, como Gepetto, aquel carpintero mundialmente reconocido por el cuento Pinocho, Cristóbal realiza una pieza similar al protagonista de esta historia.