Crónica del Maker Day en Granada

CkBEXRPWEAE-H_m.jpg
En la foto, Miguel Á. Hurtado, de la Escuela de Madera, en su ponencia sobre “escuela de makers”

El pasado 3 de junio, dentro de la European Maker WeekMediaLab UGR, la Facultad de Bellas Artesla Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada (OSL-UGR) y el Centro Albayzín organizaron el Maker Day Granada en el Centro Albayzín.

El objetivo de la jornada era dar visibilidad a este movimiento presentando ideas y proyectos así como reflexionando sobre su alcance e impacto.

La Escuela de Madera de Encinas Reales participó como centro de formación que a lo largo de su trayectoria ha impulsado el movimiento Maker entre su alumnado. Según palabras de Miguel Ángel Hurtado, profesor del centro, “nuestra escuela es hacedora de makers”.

El movimiento maker se identifica con el Hágalo usted mismo (DIY) movimiento cultural que se popularizó en los años 50´s manifestándose en diferentes actividades, que van desde las artesanías hasta la música.

Se puede pensar que el movimiento maker está basado en el hobby. Sí, son hobbies, pero éstos están pasando de ser una actividad que se hace en el sótano de tu casa a una fuerza económica.

Artesanos, reparadores, aficionados, e inventores pueden ser considerados makers o hacedores. Como Chris Anderson dice, “Todos somos makers al nacer.”

En términos generales, un maker es alguien que extrae identidad y significado del acto de la creación. Lo que distingue a los makers contemporáneos de los inventores y de los DIYers de otras épocas, es el increíble poder que les brindan las tecnologías modernas y una economía globalizada, tanto para conectarse y aprender y como un medio de producción y distribución.

Los makers tienen acceso a materiales sofisticados y piezas de máquinas de todo el mundo. Foros, redes sociales, listas de correo electrónico y sitios de publicación de video les permiten formar comunidades y hacer preguntas, colaborar, compartir sus resultados, e interactuar  para alcanzar nuevos niveles de desempeño.

El capital inicial de sitios de crowdfunding como Kickstarter, centros de fabricación barata, el envío internacional y servicios de distribución de comercio electrónico tales como Etsy y Quirky ayudan a los makers a comercializar sus creaciones.

Hay tres fuerzas subyacentes en esta transformación del trabajo DIY:

  • La aparición de herramientas digitales para el diseño y la fabricación con precios asequibles (impresora 3D, cortador láser, escáner 3D y software 3D),
  • Medios digitales colaborativos. De este modo, los makers pueden tomar ventaja de la innovación colaborativa en la web, aprovechando las prácticasopen source y el resto de las fuerzas sociales que han surgido en línea en las últimas dos décadas.
  • Surgimiento de la fábrica para alquiler que ofrecen alquiler de máquinas un tiempo efectivo.

Durante la jornada del Maker Day Granada del pasado día 3, pudimos aterrizar mejor el concepto.

Tuvimos ocasión de ver a Francisco Luís Benítez (@NewGardenSystem), que nos mostró un hardware (recipiente de plástico relleno de material inerte) donde cultivar nuestras propias plantas y hortalizas, un paso hacia la soberanía alimentaria.

Federico Coca (@Enablethefuture) colaborador  de la “e-nable comunity”, comunidad que imprime prótesis para niños de forma gratuita hechas con impresoras 3D, nos mostró el trabajo tan magnífico que hacen y cómo este movimiento está ayudando a cientos de niños de todo el mundo gracias al trabajo colaborativo y altruista de mucha gente.

El profesor de historia Jose L. Delgado González, nos mostró cómo se las ingeniaba para con una impresora 3 D construía material didáctico para sus alumnos de educación secundaria.

Jesús Sorroche, con mucho humor, nos enseñó cómo había diseñado y construido una máquina que él había denominado “impresora 3D-fresadora” y cómo con ella había construido el mobiliario de una maqueta de 9 metros del Titánic expuesta en el Parque de las Ciencias de Granada.

Estas y otras experiencias tuvimos la ocasión de conocer en una jornada muy interesante y un tema sobre el que no hay que perderle la pista.

Próximamente, los centros organizadores del evento alojarán en internet los vídeos de las ponencias, cuyo enlace compartiremos para que cualquier persona interesada pueda verlos.

Araceli Cabello Jiménez
Responsable del Departamento de Proyectos y Orientación
ESCUELA DE MADERA (Junta de Andalucía)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Veamos dos ejemplos para aterrizar mejor el concepto porque, insiste von Hippel, algunas de estas “invenciones domesticas” pueden resolver problemas serios, e incluso salvar vidas.

Otro caso es el de Ivan Owen, y la comunidad que le ayudó para desarrollar sus prótesis de mano para niños hechas por impresoras 3D. Ivan trabajó inicialmente con Richard Van As para desarrollar estas manos porque Richard tenía una necesidad personal. Lo hizo por ayudar. Entonces abrieron su diseño, y hoy hay una red de cientos de personas en todo el mundo imprimiendo manos para niños de forma gratuita: la “e-Nable community”. Está claro que después vienen las empresas a intentar mejorar el producto y añadirle algo por el que valga la pena pagar

unos amateurs hacen cosas buenas y gratis que terminan siendo revalorizadas y vendidas por las grandes empresas.

 

 

http://www.amaliorey.com/2016/06/04/eric-von-hippel-y-la-revancha-de-los-nerdks-post-502/

 

Actualmente, el término se aplica a aquellos usuarios que ejercen de canales de comunicación humanos, lo que significa que, al mismo tiempo que son consumidores, son a su vez productores de contenidos. Un prosumidor no tiene fines lucrativos, sólo participa en un mundo digital de intercambio de información, tal es el caso del P2P, redes entre pares o iguales. Incluso existen en la red páginas de tutoriales que instruyen a los usuarios a realizar ciertas tareas con el fin de impulsar el desarrollo y producción en la web (es el caso de la misma Wikipedia, cuyos contenidos los confeccionan/editan los propios ususarios sin una remuneración a cambio).

La palabra “prosumidor” describe perfectamente a millones de participantes en la revolución del Web 2.0, ya que son cada vez más las personas involucradas que suben información a la red y a su vez son consumidores de la misma, creando así un abanico de información en todos los sentidos. En esta Web 2.0 podemos encontrar numerosos proyectos centrados en la figura del prosumidor, como es el caso de iStockphoto, aunque el ejemplo más claro sucede en la empresa Lego conMindstorms.

 

Anuncios

Artesanía ¿con o sin nuevas tecnologías?

La Escuela de la Madera se encuentra inmersa en la preparación de un nuevo evento. Como siempre esto supone un reto y una oportunidad de exponer los conocimientos que aquí pueden adquirir los alumnos. En esta ocasión se trata de “Días europeos de la Artesanía 2016”. En las reuniones organizativas que estamos manteniendo los compañeros surge una pregunta, ya que el Centro está principalmente enfocado a la incorporación de nuevas tecnologías en el sector madera mueble: ¿las nuevas tecnologías son artesanía?.

La idea de esta entrada del blog es abrir un debate en el que todos aportéis vuestra opinión.

Para comenzar, nosotros vamos a exponer nuestras ideas.

La palabra “artesanía” es interpretada por algunos compañeros como el trabajo que desempeña una persona usando solo sus manos y herramientas básicas. Otros compañeros defienden que la artesanía es todo aquello que se haga con la idea de obtener un prototipo ya sea de forma manual, con herramientas básicas o con nuevas tecnologías. Incluso algunos comentan que para ellos la artesanía es el punto medio entre el diseño y el arte.

Y tú, ¿qué opinas?

Un sector de la madera y su formación: ¿muerte natural o asesinato?

El sector de la madera y el mueble en la provincia de Córdoba adolece actualmente de puestos de trabajo y condiciones similares a las que hace unos años lo consagraron como uno de los más importantes en este ámbito geográfico y en otras zonas de la comunidad autónoma andaluza. Afortunadamente, en los últimos meses prolifera la creación de nuevas empresas y aumenta la demanda de personal cualificado en esta materia. ¿Hay posibilidades de relanzar al sector? Una baza fundamental para este cometido son los profesionales especializados, pero ¿se puede cubrir esta demanda?

Igualmente, la Formación Profesional para el Empleo, se ha visto involucrada en los últimos tiempos en escándalos que han paralizado su desempeño, a pesar de encontrarnos en la Comunidad Autónoma con más desempleo juvenil y que, por ende, mayor inversión y desarrollo de iniciativas para especialización de profesionales necesitaría.

Las catástrofes vienen sin culpables, al menos las sobrenaturales, pero, si se habla de situaciones como las que han sufrido los trabajadores/as de los Consorcios Escuela de la Junta de Andalucía, y los agentes sociales que se benefician de la labor de este centro, ¿existen culpables? Porque lo que sí es seguro es que vivir durante tres años en una situación de desamparo por parte de la Junta de Andalucía, entidad de la que dependen, confiando en falsas expectativas y promesas que nunca se cumplen, con la pérdida de tiempo que esto ocasiona para el alumnado que espera terminar su formación en estos centros, o la falta de oportunidades para potenciar un sector cuyas empresas siguen demandando la ayuda de estos Centros para el desempeño de iniciativas prometedoras; a esto, sí se le puede llamar “catástrofe”, eso sí, con culpables.

El resumen de esta situación catastrófica que mantiene inmerso al personal los Consorcios en toda Andalucía, se inició con un proceso de traspaso de Consejerías, se prolongó con cambios en las metodologías y formación impartidas para adaptarse a las certificaciones europeas, y empezó a deteriorarse por la incompetencia de la Junta de Andalucía que manchó la imagen de los centros formativos consolidados durante 20 años de trabajo, mientras mareaba a su personal emplazándolos a cambios que hasta estando respaldados por Decretos no se han cumplido. Es más, se ha prolongado sine die un drama en el que más de un centenar de trabajadores/as ven pasar los meses sin percibir sus salarios, en condiciones laborales que sorprenderían a cualquier inspección de trabajo, esperanzados en que las promesas y plazos se respeten… pero eso se ha perdido, no hay respeto de la entidad autonómica para con sus empleados, ni humanidad, no hay justificación para esta sinrazón.

¿Se trata entonces de una muerte natural de un sector profesional o de una familia formativa que no tiene aceptación en el mercado, o más bien de un asesinato con culpables conocidos y víctimas de una agonía impotentes?

La Administración parece estar exenta de responsabilidades por incumplimiento, ya no de condiciones laborales de sus empleados y, ni siquiera, de sus promesas públicas de solución inminente, sino de la publicación de Decretos aprobados por unanimidad en el Parlamento Andaluz. ¿No existe pena para esta infracción administrativa o no existe para tal infractor?

muere_sector_madera